Si tengo sospechas de que mi pareja me es infiel, ¿qué puedo hacer para descubrir la verdad?

 

La “Regla de las C” (curiosidad, calentura y confidencialidad) en las traiciones de pareja es un elemento primordial y no hace falta ser detectives de infidelidad ni tampoco hacer un doctorado en investigación de infidelidades para entender que dicha regla no escrita, junto con el aburrimiento de la rutina y la monotonía es la principal causante (según los resultados de las encuestas realizadas a nivel mundial) de los encuentros que terminan en una cama distinta a la propia.

 

¿CUALES SON LAS RAZONES CON LAS QUE DESCUBRES SI EL O ELLA TE ES INFIEL?

 

 

Se suele comentar que se busca en casa ajena lo que no está en la de uno y (de manera mayoritaria) se hace el ejemplo de que, teniendo una vida plena con todas las necesidades cubiertas, no buscarás nada afuera. En el ámbito de pareja no es distinto (hay opiniones compartidas referente al tema) pero hay tópicos en los que tanto científicos, como encuestadores junto con investigadores privados en Madrid y diversas partes del mundo coinciden en que el hombre infiel de manera generalizada tiende a tener problemas de seguridad (sentirse muy viejo, muy gordo, muy flaco, pobre, entre otros).

 

La inmadurez (creen que no dañan a nadie si su pareja no se entera), está aburrido (rutina y monotonía), no entiende que el amor va creciendo por fases (no siempre es la fogosidad del inicio de la

Si tengo sospechas de que mi pareja me es infiel, ¿qué puedo hacer para descubrir la verdad?

Si tengo sospechas de que mi pareja me es infiel, ¿qué puedo hacer para descubrir la verdad?

relación) o es cobarde (no es capaz de terminar una relación sin excusas) en cambio las mujeres tienden a tener un componente más allá de lo meramente físico como venganza (razón número uno en las encuestas), emoción (la monotonía siempre haciendo de las suyas), sentirse deseada, revivir el pasado, miedo al compromiso y a sentirse solas, con respecto a esto.

 

Grupos de detectives en Madrid expertos en infidelidades han elaborado diversos comunicados donde especifican las “pistas” que los infieles de manera involuntaria dan a la pareja (los mencionados anteriormente forman gran parte de ese listado) y pues si sienten que como detectives de infidelidad fracasan o no notan los citados rastros pero hay algo que no los deja tranquilos, los antedichos investigadores ofrecen sus servicios basados en un tabulador de precios y tarifas de detectives de infidelidad.

 

Ahora bien, apartando el tema de estos llamados expertos en investigación de infidelidades, las pequeñas cosas o detalles como el retraso a citas, la priorización de los encuentros de trabajo repentinos sobre algunas rutinas de pareja o visitas de tus familiares, el aumento abrupto de viajes de negocios, el desinterés sexual, la confusión de fechas, horas, días, nombres al entablar conversaciones entre otros factores más superficiales como la inscripción al gimnasio para mejorar estéticamente, la compra de artículos de belleza, el gasto fortuito de dinero hacen que el ver venir una perfidia así no sea una cuestión únicamente de detectives de infidelidad.

 

Suelen recomendarse terapias de pareja previas al gran desastre aconsejando que aumenten la comunicación, desde contarse sus fantasías a prestar atención a los problemas del otro (según sea el caso), hacer escapadas de la rutina y la monotonía, ser amorosos, atentos, cooperativos, entender que se es pareja para llevar la relación como equipo.

 

Mantenerse unidos a pesar de ser trabajo de cada uno como sujeto no es un trabajo individual sino colectivo, no se conviertan en obsesos “expertos en investigación de infidelidades” más bien conviértanse en expertos en amar, compartir, convertirse y verse en lo que siempre soñaron como pareja y recuerden muy bien lo que dice la escritora estadounidense Patti Callahan Henry “La infidelidad y la mentira no son baches, son razones para romper”